Sí. El precio que ve en la confirmación de la reserva es el precio total de su estancia incluyendo servicios adicionales que pueda haber elegido. En algunos hoteles, existen impuestos municipales que puede pagar directamente en el hotel.


Si elige servicios adicionales en el propio hotel (desayuno, alquiler de bicicletas, estacionamiento, lavandería, etc.), éstos son extras adicionales y se pueden pagar en la recepción.