Por lo general, se aceptan las monedas locales válidas de los destinos elegidos. Las únicas excepciones son Copenhagen, Budapest, Berlin Alexanderplatz y Berlin Hauptbahnhof, donde no se acepta el pago en efectivo.