Sí, puede traer su propia comida y bebida (sin alcohol). Si lo desea, puede guardarlos en la nevera de la cocina compartida.